Problemas que solucionamos con la vehiculización de nuestro asesoramiento.

1. Seleccionamos los mejores fondos de gestoras internacionales.
Demostramos que nuestra combinatoria mejora en la mayoría de periodos a su referencia. 

2. Conseguimos agilidad operativa para subir o bajar la exposición.
A través de modelos propios (alcistas y bajistas/coberturas)  con reglas predefinidas para limitar los riesgos.

shutterstock_1204441837.jpg

Con episodios de elevadas volatilidades y grandes correcciones como las vividas en la crisis del Covid19, se pone de manifiesto la importancia de poder operar como un vehículo de inversión institucional (SICAV o fondo de inversión), en vez de a través de carteras asesoradas, para tener MAYOR CAPACIDAD DE REACCIÓN (inmediata) ante cualquier tipo de entorno de mercado.

CUESTIONARIO REALIZADO A CLIENTES DESDE 2010

  • Malos resultados. “Nadie me llama desde el banco para ayudarme a tomar decisiones. No están preparados para tomar decisiones por mi. En las subidas tengo la sensación de que podría ganar más, y en las caídas sufro las mismas pérdidas que el mercado.” “Queda claro que solo quieren vender sus productos”

  • Falta transparencia: imposible hablar con el gestor del fondo. “Gran saturación de clientes. Tardo varios días en localizar a mi gestor de cuenta, sobre todo en verano, Semana Santa, Navidad y fechas festivas donde los mercados siguen abiertos”.

  • Informes estáticos y complejos. Mala gestión de mis expectativas. Perfiles conservadores con carteras agresivas.

  • Rotación en las personas de contacto: “Me cambian de gestor cada cierto tiempo

  • Esta claro que la persona del banco no invierte en lo mismo en lo que me dicen que tengo que invertir y eso se nota.

  • "Costes muy elevados. Me cobran custodias en los fondos de inversión. En contado (acciones) podría mejorar los costes: me cobran una custodia anual superior al 0,2%, otro 0,2% por comprar y otro 0,2% por vender”. Imposible acceder a las clases más económicas de los fondos.

  • “Tengo la sensación que me colocan (venden) productos que tienen en campaña, por motivos comerciales”. “Miro la composición de mi cartera y tengo fondos del propio banco. Estos son fondos con mayores comisiones/retrocesiones y sus resultados son peores que el propio mercado (exceptuando los fondos monetarios)”.

CONCLUSIONES QUE SACAMOS

La falta de independencia (para no perderse ninguna subida) y la búsqueda de objetivos comerciales perversos están detrás de la mayoría de los descalabros que vemos, en las carteras de banca comercial que analizamos.

¿Qué hemos aprendido de lo que piensa un inversor, en estos últimos 12 años?

Otras consideraciones de interés (falsas creencias):

  • Muchos inversores van a ciegas: Inversores sin asesoramiento objetivo, independiente y profesional, o que su “Asesor” es un comercial del banco o su asesor fiscal.

  • Desmontamos falsas creencias muy peligrosas: Lo que dicen que quieren para su dinero no cuadra con la cartera que luego comprobamos que tienen. 

    • Soy inversor a largo…y están mirando la evolución del fondo o la inversión diariamente.

    • No quiero asumir riesgo y luego tienen un % elevado de fondos a renta variable, colocados por su banco.

    • Yo invierto en valores seguros: Santander, BBVA…Popular?? Habiéndose demostrado que no son valores seguros.

    • Tengo mi cartera muy diversificada----Falsa diversificación: carteras  muy extensas y complejas (GRAN DISPERSIÓN) en las que si cae el Mercado, caen todos sus activos, lo que incrementa la dificultad de control y gestión, al ser muy extensas.

    • Invierto en dividendos porque son empresas fiables y me van dando beneficios. 

  • Falsa creencia de que toda la bolsa a largo plazo siempre sube y por lo tanto todo va a subir.

  • El inversor debería darle da más importancia al proceso frente al resultado: Pocos inversores se interesan por el proceso de inversión, solo les interesa el resultado que se esté cosechando. Esto es muy peligroso a la larga porque se priman más los beneficios que la metodología (proceso) por la cual se busca reducir el riesgo para obtener resultados más consistentes y seguros, aunque eso implique sacrificar rentabilidades. ¿Cuánto arriesgas, cuánto ganas?

  • Se suelen comparar productos de diferentes categorías, lo que provoca un análisis poco coherente. 

  • Ausencia total de agilidad: Si aciertas el momento de una corrección, los traspasos pueden tardar 1 semana o más, con lo cual depende de la suerte  para que se liquide a tiempo (indefensión total en ese limbo).

  • Obsesión total por el coste de oportunidad en las alzas: Si la bolsa está subiendo y no se está recogiendo todo el beneficio hay malestar por la sensación de que nos estamos perdiendo algo.  Hay que ganar a toda costa!! pero cuando hay caídas fuertes o muy fuertes y conseguimos proteger bien o muy bien la cartera…es porque es nuestra obligación. Se piensan que tenemos una bola mágica que adivina el futuro.

  • Sesgo de mercado: Muchos inversores tienen la percepción de que los aciertos son fruto de su conocimiento del Mercado y las correcciones mala suerte. Pocos inversores reconocen sus pérdidas. Pocos inversores reconocen que muchos de sus beneficios en bolsa han sido golpes de suerte.

  • Absoluta complacencia con los riesgos: Casi ningún cliente puede responder a la pregunta de ¿Si viniera una corrección del 30 % sabrías cuantificar tus posibles pérdidas? 

  • Distribución temporal muy irregular de los resultados. Largos períodos de resultados positivos junto a largos períodos de inactividad o de resultados negativos.

JM KAPITAL EAF